Cuadros vichy XL

¡Buenas buenazaaas! ¿Qué tal lleváis la semana? En mi caso estamos a jueves y estoy ya agotaba, menudos días de no parar entre el trabajo, el curso, la vida social e intentar hacer deporte a vez que no dejo de lado las series y el hábito de la lectura que no me gusta perder; estoy deseando terminar el curso y por lo menos recuperar un poco de ese tiempo para mi. 

Hoy os traigo un look urbano y cómodo pero que llevo para ir a la oficina por la presencia que da, ¿cómo?: Cuadros vichy.

Los cuadros vichy son sin duda alguna el estampado de verano que nunca pasará de moda, son símbolo del estío y del buen tiempo, tiene un aire elegante y chic que nos recuerda a looks más icónicos de los 50. Con este estampado tengo una relación de amor/odio bastante curiosa, por un lado me encanta el rollo de llevar es estampado del mantel pero por otra parte no me gusta parecer infantil. Es un estampado que si no sabes como llevarlo puede crear una imagen muy aniñada y campestre (que es completamente opuesta a la manera que a mí me gusta vestirme), peero si sabes como combinarlo es un estampado muy notable que da presencia propia a cualquier outfit.

Así que nada del típico cuadro pequeñito asociado a la moda infantil, eligiendo prendas con cuadros XL en blanco y negro combina genial con casi cualquier básico que se te pueda venir a la mente y de esta manera modificamos esta tendencia clásica en algo mucho más urbano y actual.

En mi caso he combinado la camiseta de un conjunto de estampado vicky con unos pantalones de pierna ancha negros, ambos de Shein Curve. Los pantalones tienen la cintura con volante, son plisados y de telita fina, me encantan para los días de calor porque son frescos y cómodos y al ser largos puedes cumplir con la etiqueta de oficina sin asarte al salir de trabajar. El conjunto es la camiseta que llevo y una falda midi de lápiz muy ceñida que me encanta, pero como no me gusta abusar de este estampado suelo llevarlos por separado, aunque nunca le hago feos a ponérmelo junto.

2 comentarios: