Hola, hola, hola bonitas, por fin es jueves, no os podéis ni imaginar lo larga que se me está haciendo la semana, sólo os digo que de lo agotada que estaba ayer me levanté pensando que era viernes 😅 (O-JA-LÁ). Hablando de todo un poco hoy me ponen la primera dosis de la vacuna del COVID y estoy bastante nerviosilla pero lo cierto es que iba teniendo ya ganas de tenerla puesta. Fui de esas personas que no pudo confinarse porque tenía que seguir yendo a trabajar por ser empleada de una empresa de la industria alimentaria y qué decir de lo mal que lo pasé en aquella época por el miedo de contagiarme y llevarme el virus a casa, a parte de los constantes altos que me hacía la policía en el trayecto de mi casa al trabajo y viceversa haciéndome sentir como una delincuente por ir a trabajar, el mal ambiente en el trabajo y en todos sitios en general, los constantes cambios de BOE en BOE y su consiguiente trabajo derivado para que pudiéramos seguir abiertos... Pero bueno, poco a poco de todo se puede salir mientras se vive, lo último que hay que perder es la esperanza.

Volviendo al tema que nos acontece hoy os traigo un look resultón que se sale un tanto de mi zona de confort pero que me ha gustado mucho el resultado final.

A la hora de crear un atuendo me gusta asegurarme triunfos en creatividad y atrevimiento pero sin salirme mucho de la fina línea de crear algo vistoso sin parecer que voy con un disfraz de carnaval, y una de las cosas que nunca me suele fallar es apostar por combinar tendencias. Eso sí, no todas son aptas para lograr que cohesionen acertada. Sin embargo, creo que en esta ocasión lo he conseguido con éxito ya que esta combinación no dejará indiferente a nadie.

Esta propuesta sorprendente, estilosa, original y que casi sin proponérmelo ha causado una revolución en mi armario se logra al unir la tendencia vichy con el estampado de flores más atemporal que con la llegada de cada primavera vuelve a llenar las calles hasta el otoño.

Ambas prendas son de Shein, el top de tirantes de estampado vichy fue una ganga que pillé en diciembre en la página, no tenía intención de comprarlo porque este estampado no es de mis favoritos pero por los 2€ que me costó me permití adquirirlo aunque no sabía si me iba a equivocar. Desde entonces el top ha estado en mi armario esperando el momento para estrenarlo pero nunca llegaba hasta que de casualidad lo vi cerca de esta preciosa falda midi floreada que ya os había mostrado en una entrada anterior y pensé ¿por qué no?.

El fruto de esta idea me ha dejado enamorada, este conjunto me inspira confort, originalidad, es  llamativo, alegre, cómodo y fresco que es lo principal que busco en cualquier outfit para ficharlo para el verano. Lo llevo con mis sandalias negras pero solo de imaginar como lo luciría con unas alpargatas planas me dan ganas de volver a ponérmelo y repetir aunque la próxima vez puede que para alguna ocasión más especial que ir a trabajar en julio.😂

¡Muchos ánimos y agüita fresca para soportar estos calores! 

¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Hola, hola, hola... Ya es lunes otra vez y otra entradita nueva toca dejar por aquí. El una entrada anterior mostré un look con una preciosa falda de animal print de serpiente y vi que en los comentarios muchas me comentabais que os gustaba este estampado pero que no sabíais como usarlo para que no fuera muy escandaloso o que no salíais del leopardo por miedo y mil cosas más.

El animal print sigue vivo y yo creo que le queda todavía mucho tiempo en nuestros armarios pero lo cierto es que también se puede llevar con discreción. Han quedado atrás las temporadas en las que la jungla invadió nuestros closets en forma de manchas felinas que poblaban vestidos, abrigos, faldas, pantalones, bodys y camisas. Ahora el estampado animal se sigue llevando sí, pero en una versión más minimalista y eso es lo que os traigo hoy por aquí.

El truco radica en la manera de combinarlo, cuanto más natural mejor quedará integrado en el atuendo, para eso lo ideal es que el diseño de las piezas con animal print, que sean lo más discretas posible. Como por ejemplo el cinturón de estampado de serpiente que llevo en este outfit.

Pertenece a un lote de tres cinturones de animal print de Shein, hay uno de leopardo, otro de serpiente total black y este que es serpiente gris-negro-blanco. El cinturón agrega un toque discreto al look pero dándole personalidad a este. 

Lo he combinado con un look hiper sencillo pero que gracias al cinturón le da otro aire y hace que vaya más vestida. Llevo unos vaqueros ajustados rotos de Shein (una de mis primeras compras en esta tienda) y una camiseta básica de Lefties que ya os he enseñado en otras entradas. Para calzar el look me puse mis zapatillas minimalistas de Emery Rose, que como me tocó conducir ese día era lo que mejor me venía.

Otras opciones para llevar el animal print de manera sencilla pero rompedora es con un bolso para combinar con todas las prendas lisas de nuestro armario, o en zapatillas que le añadirían una esencia divertida a nuestro look, o si lo que buscas es que sea lo más minimalista posible puedes añadir un pañuelo con este estampado atado al asa de un bolso, en la coleta o como pulsera. No sé, son ideas que quiero dejaros por aquí por si os pueden servir de inspiración.

En mi caso usé este look este finde para ir al cine con mis amigos y mi pareja para ver la película de la Viuda Negra del universo cinematográfico de Marvel y ni tan mal, súper cómodo, chic y sencillo. Me sentí muy bien llevándolo además me apetecía mucho maquillarme y me hice un makeup nomakeup que me gustó como me quedó 👌

¡Muchos ánimos y fuerza para este inicio de semana! 

¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Hola, hola bonitas. Sé que no lo sabéis porque nunca lo he dicho por aquí pero quien me conoce sabe que soy una fan absoluta de las DragQueen y su mundo. Hace años que estoy siguiendo fielmente el programa televisivo RuPaul Drag Race en todas sus vertientes (a parte de apoyar a nuestras reinas locales por supuesto) y cuando me enteré de que habría una versión española casi me vuelvo loca de la emoción. Tengo que admitir que en el fondo no me quería ilusionar por no crearme unas expectativas altísimas para que luego versión española no las cumpliera y yo quedara super decepcionada pero no ha sucedido eso, ha sido todo lo contrario, ahora que la temporada está a dos semanas de terminar puedo decir que me ha parecido una genial adaptación manteniendo la esencia del programa original pero sabiendo adaptar las referencias LGTBI+ de nuestra cultura. El resultado ha sido una gran joya televisiva en mi opinión y un grandioso avance hacía la visibilidad, igualdad y normalización de este colectivo.

Los programas de Drag Race España han ido pasando a lo largo de estás ultimas semanas dejándonos grandes reflexiones, invitados estelares, un homenaje precioso a la Veneno, momentos de risa hilirantes, looks geniales, anécdotas y viendo como una tras otra caían reinas en el lipsync a vida o muerte hasta llegar al top 3 de finalistas que el tenemos actualmente: Carmen Farala, Killer Queen y Sagittaria. Estoy satisfecha con este pódium aunque me hubiera gustado muchísimo ver a Pupi Poisson en la final pero bueno sé que nos queda Pupi para rato.

Hoy he querido hacerle un pequeño homenaje particular inspirándome en la que creo que tendría que ser la más que justa ganadora y coronarse como la primera Reina del Drag en España: Carmen Farala.

"Tenemos chica nueva en la oficina que se llama Farala y es divina". Esta podría haber sido la primera frase de la preciosa Sevillana al empezar la competición pero no, se nos presentó con un "He librado muchas batallas en compañía, pero esta guerra, la gano sola." Y pensé inmediatamente "Pedazo de engreída", pero al poco me hizo chitón porque la verdad es que se lo merece. 

Carmen ha ido superándose a ella misma prueba tras prueba y demostrándonos a todos que tiene lo necesario para ser coronada: diseña, cose, makeup artist, gusto impecable, graciosa, baila, canta, lista y de buen corazón. No resalto lo de que es guapísima porque no creo que sea un must para una reina del drag pero hay que reconocer que Carmen lo es.

Si el mundo es justo Carmen Farala será la primera reina del Drag de España, quedan dos semanas para la final y estoy ANSIOSA por verla, mientras tanto todo mi apoyo y amor a todas las reinas, pero en especial a la divina Farala que ya se ha ganado un hueco para siempre en mi corazón como en el de otros muchos fans del drag a lo largo y ancho de todo el mundo.

El atuendo que llevo hoy es mi pequeño guiño a esta artista y mi personal manera de apoyarla en su recta final hacia la corona. Este Versace de Shein me encanta y me siento como una diva llevándolo, sobre todo cuando voy a la oficina. Carmen entró al taller del programa luciendo un precioso dos piezas de Versace, no dudé un segundo de que lo fuera por la gracia, fuerza y elegancia con el que lo llevaba pero en el momento en el que explicó de dónde venía el outfit que llevaba vi que era de las mías, que compartíamos la misma energía. Entró en mi corazón con esa confesión y ya poquito a poco se ha convertido en mi ganadora. Mucha suerte reina y que sepas que por Malindha's Closet siempre encontrarás apoyo. 

#teamcarmen 💛🖤🤍 


"El look de entrada es un Versace del chino, ¡del chino NO que lo he hecho yo qué coño!. Pero es Versace, en mi interior es un Versace, yo me creo que es un Versace y te lo llevo como un Versace; y, te lo vendo como un Versace. No sé, me gusta Versace"

Inspired in Carmen Farala

by on julio 15, 2021
Hola, hola bonitas. Sé que no lo sabéis porque nunca lo he dicho por aquí pero quien me conoce sabe que soy una fan absoluta de las DragQuee...

¡Buenas bonicas! Como algunas recordareis, el mes pasado hice un post contándoos mi experiencia en una escapada vacacional que realicé junto a mi hermana por la Casa Rural Aloe Vera en Huércal-Overa. En ese mismo viaje ya que estábamos por allí decidimos ir a Mojácar antes de volver a casa (ya que hacíamos el viaje aprovechábamos bien), no había subido las fotos antes porque soy así de especial y además este es un espacio más enfocado a los outfits que al lifestyle, viajes y cosas de esas así que no me apetecía hacer dos entradas muy seguidas sobre escapadas vacacionales, manías mías. No me enrollo más y sigo con la cuestión: Mojácar.

Visitamos Mojácar pueblo, no Mojácar puerto y playa; hace ya algunos años estuve allí con mis amigas del instituto y para una vez está gracioso pero la verdad es que para ver bares, chiringuitos y playas de piedras no me merece la pena el viaje porque tengo cosas así al lado de casa y tampoco soy yo mucho de fiesta loca playera 😂. Pero aquella vez no visitamos el pueblo y se me quedó esa espinita clavada. Además es una auténtica lástima pasar cerca de uno de los considerados pueblos más bonitos de España y no parar un ratito por allí, y lo cierto es que no decepciona.

Cuando ves Mojácar, a lo lejos, desde la carretera, puedes percibir ese intenso color blanco de sus casas en lo alto de una montaña de la preciosa Sierra de Cabrera. Poco a poco, al ir acercándote comienzas a ver las flores que de sus balcones cuelgan y que parece que te estén diciendo “te estamos esperando”. 

Así se podría describir la sensación al llegar a Mojácar. No deja indiferente a nadie. Una anécdota menos bonita pero ahora graciosa de nuestra ruta hacía allí es que íbamos siguiendo las indicaciones de mi gran amiga Google Maps, nos dijo cual era la ruta más rápida para llegar de Huércal-Overa a Mojácar y la seguimos religiosamente. Pues se ve que había calculado que la ruta más corta tenía que pasar por medio de una rambla y allí que nos metimos de cabeza con fe ciega... Madre mía mi pobre coche, en primera esquivando socavones, pedruscos y dios sabe que más. Llegó un punto que pensábamos que allí nos secuestraban entre invernadero e invernadero, menos mal que mi bebé es una fiera y pudo adaptarse bien a la situación 😆 Un viaje sin aventura es menos viaje.

Cuando llegamos allí encontramos aparcamiento a la primera, sin tener que maniobrar, en un parking techado y gratis, la suerte estaba de nuestro lado y así fue. Era martes de la primera quincena de junio así que había gente pero no estaba completamente masificado, y eso me encanta porque no he sido nunca fan de las muchedumbres. 

Y allí estábamos en la majestuosa y altiva Mojácar, disfrutando de sus casas encaladas con arcos y cúpulas a su mirador del castillo, pasando por las Iglesias y ermitas de notable gusto y como no, su fuente mora de doce caños. Enamorándonos del paseo entre la amalgama de casas blancas, de laberínticas y estrechas calles y adornadas por miles de flores de vivos colores que cautivan a cada paso, pero eso sí: con deportivas, si llego a ir con un zapato una mieja incómodo puede ser que no lo hubiera disfrutado tanto.

Comimos en un restaurante con unas preciosas vistas en la terraza, teníamos literalmente la terraza para nosotras solas, una experiencia completamente mágica. Y por no hablar de la comida... Tan deliciosa como sólo podemos hacerla en el sur.

¿Repetiría? Obvio que sí, es una escapada digna de vivir pero seguramente lo haría en las mismas condiciones que hice esta escapada, en fechas que sé que no va a estar completamente alborotado de gente porque es un lugar pequeño y creo que no se puede disfrutar igual de él si hay demasiada gente.

¡Buenas bonicas! ¿Qué tal está yendo la semana? Espero que como poco bien y ojalá que disfrutando de unas buenas vacaciones. Yo por el momento no me he derretido aunque no sé si me faltará poco para ello porque menudo calor que está cayendo por aquí y por las últimas noticias que me llegan del tiempo se espera que suban aún más este fin de semana. Menos mal que por aquí estamos más que acostumbrados a esto, sino no sé que sería de mi 🌞🔥

En este post os traigo un outfit que me encanta y que es de mis opciones más recurrentes para ir a trabajar por su comodidad y presencia. 

El gran protagonista son los pantalones capri (o pesqueros) de Shein sin duda alguna, que aunque son de la temporada pasada siguen estando de lo más presentes. Y es que como tanto si te gusta como si lo odias el naranja está de moda. Probablemente e independientemente del matiz, este sea el tono más complejo de la lista de colores que se llevan este verano, y es que el naranja no agrada a todo el mundo, a mí mismamente el tono neón naranja me queda como un dolor. A pesar del marcado carácter otoñal de este color en sus versiones más terracota, esta primavera-verano el naranja se ha convertido en uno de los tonos protagonistas en prendas lisas como habréis visto en miles de publicaciones en revistas, redes sociales, etc...

¿Pero qué queréis que os diga?, se lleven o no, a mi las rayas me encantan. Además al mezclar los tonos naranja con negro me resulta una alternativa más que sugerente para llevar en los meses estivales en oficina ya que no se escapa su tinte divertido y componente alegre, pero con la sobriedad del negro para equilibrar. 

He casado el pantalón pesquero con un body de canalé de H&M de temporadas pasadas también, un precioso básico completamente negro de cuello halter y con una abertura en la parte trasera del cuello que le da su puntillo de diferenciación.

Y para terminar estas zapatillas minimalistas de Emery Rose. Como ya os dije en una entrada anterior he jubilado a mis amadas deportivas calcetín de Amazon y compré esta y otra en blanco para ver si podía ocupar su lugar, por el momento lo han conseguido. Se supone que estas son para running, yo de si valen para eso poco os puedo decir pero lo que si que os voy a asegurar es que son muy cómodas, casi no te enteras de que llevas zapatos porque son hiper-ultra-mega-súper ligeros. La única pega que les pongo es que son un 39 y tendría que haberme pillado un 38 como hice con los blancos, pero bueno, son cosas que pasan cuando compras zapatos por internet, no siempre se puede acertar al 100%.

¡Muchos ánimos que estamos ya a un suspiro del viernes! 

¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Capris a rayas naranjas

by on julio 08, 2021
¡Buenas bonicas! ¿Qué tal está yendo la semana? Espero que como poco bien y ojalá que disfrutando de unas buenas vacaciones. Yo por el momen...

¡Buenas bonicaas! ¿Qué tal estáis? ¿Cómo ha ido el fin de semana? En mi caso todo correcto, el viernes fui a hacerme las uñas (os dejo el resultado en Nailsinspiration), el sábado de piscineo, el domingo  empecé a limpiar a fondo mi habitación y por la tarde cuando el calor era ya insoportable bajé a la playa a intentar refrescarme, antes de volver a casa pasé por una heladería muy famosa de la zona y me pedí una pedazo de copa de nata con nueces que me metí entre pecho y espalda, y cero remordimientos porque mi regla me la estaba pidiendo 😂. Ha sido un buen finde, me lo he pasado bien, he desconectado y he vuelto esta mañana a la oficina con energía, fuerza y un poquito más morena (aunque en las piernas no se me note).

El outfit que os traigo hoy me fascina: estampado de serpiente y verde oliva. Todo muy yo ♥.

Porque seamos sinceras el animal print sigue de moda, o lo amas o lo odias, pero sigue en todo lo suyo. El animal print no quiere marcharse (ni yo que se vaya). Desde mi punto de vista el animal print es el estampado que mejor entiende la feminidad desde un punto de vista valiente y salvaje. Las mujeres solemos recurrir  a este estampado con el objetivo de transmitir una imagen de empoderada para crear un retrato andante de una mujer que lo tiene todo bajo control y que no necesita dar explicaciones a nadie. 

Todo sea dicho y es que no es un estampado fácil de llevar. Llama mucho la atención y los errores son muy comunes. Aún así yo lo defiendo con uñas y dientes, pero siempre con un matiz para que sea una apuesta ganadora: armonía y cuidadito con las mezclas

El leopardo siempre ha sido el estampado animal print por excelencia, yo mismamente tengo varias prendas con este estampado: abrigo, cinturón, stilettos, pantalones, faldas, vestidos... Ya os mostré una de mis faldas lápiz en una entrada anterior. Sin embargo este último año estamos viendo animal print en otras de sus vertientes como vaca o cebra, pero este la verdad es que yo lo considero para las más valientes, yo he querido probar un animal print diferente al que estoy acostumbrada y me he atrevido con un estampado mas seguro en esta jerga, el estampado de serpiente.

He creado este look con una falda lápiz de estampado de serpiente y una camiseta verde oliva, ambas prendas de Shein. La falda le da un toque sexy y classy al outfit. El estampado más clásico y sexy que nunca falla en el mundo animal print, siempre ha sido el leopardo (con el que me siento muy segura), pero me apetecía salir de mi zona de confort para parecer un poco más salvaje y he elegido el de serpiente, el resultado me encanta. 

La suma de todo hace que luzca sutil y elegante al combinarlo con una camiseta básica con los hombros al descubierto, pero salvaje y atrevido a la vez porque llevo como una piel de serpiente ciñéndose al rededor de todo mi culo y piernas hasta un poco por debajo de las rodillas. Me siento una Beyoncé de oficina.

¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

¡Buenas bonicaas! ¿Qué tal estáis? Espero que muy bien como poco. Por mi parte todo bien, he terminado la nómina en un tiempo récord y estoy muy orgullosa de esta pequeña hazaña personal, además mañana por la tarde no trabajo y voy a ir a hacerme las uñas, además gustaría bajar un ratejo a la playa porque voy teniendo mono y es una lástima que teniéndola tan cerca vaya tan poco, pero bueno, ya veré como me organizo. 

Una de las cosas que más me vuelve loca del verano son los vestidos y poder disfrutar enteramente de ellos. En invierno también los llevo, sí, pero ahora no tengo que preocuparme ni de las medias (que tengo una relación horrible con ellas) ni de si pasaré o no frío. Además me salvan cualquier outfit: solo tengo que ponerme unos zapatos, el bolso y arreando que ya estoy lista para salir. Un ejemplo de esto es el vestido de M&S Mode que os traigo hoy.

En particular los vestidos largos siempre tienen un lugar especial en mi armario, a mí personalmente me encantan y raro es el verano que no adquiero por lo menos uno nuevo. Estilizan, no me tengo que preocupar mucho de si llevo las piernas bien depiladas, son fresquitos y me siento como una diva luciéndolos.

Este hermoso vestido es un auténtico #vintedtreasures . Me enamoré de él mientras buscaba mi vestido largo nuevo de este verano en Vinted, y se lo compré a una simpática francesa que me lo mandó con todo el amor del mundo. Lo recogí el martes y hoy ya lo he tenido que estrenar y me tiene maravillada. Sin duda este es mi vestido para este verano. Es de MS Mode, marca que desconocía hasta ahora, es un minorista de moda holandés que opera más de 200 tiendas en los Países Bajos, Francia, Bélgica, España y Luxemburgo, se especializan en moda para mujeres a partir de la talla 40, y ni tan mal por lo que estoy viendo.

El estampado étnico es uno de mis imprescindibles del verano, independientemente de si se lleva como si no. Tiene una abertura en el lado derecho que hace que se vea la pierna, y eso es mucho de mi estilo por lo que me siento muy cómoda y favorecida. Por otro lado el detalle del pequeño escote con cierre corsé es lo más, pero los hombros... Por favor, ¿los habéis visto bien? Son ideales. Tiene todos los detallitos que me gustan ¿cómo no me iba a tener loca de contenta? Viste mucho y solo he tenido que ponerme mis sandalias negras para terminar el atuendo y me siento como una diva. 

¿Vosotras tenéis una prenda que adoráis poneros en verano? ¿Algún vestido largo que adoréis para estas fechas? Os leo en los comentarios 😉

Y como siempre digo,

¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Vestido largo étnico

by on julio 01, 2021
¡Buenas bonicaas! ¿Qué tal estáis? Espero que muy bien como poco. Por mi parte todo bien, he terminado la nómina en un tiempo récord y estoy...