¡Hola, hola, hola! Otra semana más por aquí y cada vez más cerca de las fiestas de mi pequeña ciudad y de la Navidad y de todo lo que lleva con sigo. A ver que me deparan estas fechas. El frio está aqui ya de pleno y yo cada día tengo más ganas de quedarme en mi casa con el pijama y la manta pero tengo que seguir yendo a trabajar diariamente porque el pienso de mis gatos no se paga solo 🐱


Hoy os traigo un look desenfadado, cómodo y calentito para estos días de frio que han llegado.

El outfit esta formado por un jegging de Shein (mis amigos dicen que son mis vaqueros de baja definición), el jersey oversize de textura suave de Primark, un sencillo pañueño multicolores de Mango para darle color al outfit y mis botas cowboy de Calzados Elche. 

Esta propuesta puede que sea la más básica y necesaria de todo mi armario en invierno ya que este jersey lleva conmigo muchos años y no pasa de moda, es supercómodo y combina con cualquier tipo de pantalón, falda o leggings que tengo en mi armario. 

Concretamente, este jersey oversize cuenta con unos hombros marcadamente caídos, un cuello redondo y remates en punto canalé en a lo largo de todo el jersey incluidos cuello, puños y bajo. Pero sin embargo, si tuviera que quedarme con un solo detalle que lo eleva a la estratosfera, destacaría el cuerpo con punto en contraste de ochos y líneas. Aporta textura y decora mientras abriga con los diferentes grosores del jersey. 


Estoy segura de que volveréis a ver por aquí porque llevo años sacándolo y rescatándolo del fondo de mi armario cuando llega el frío y me arregla mil looks.


¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Jersey de punto oversize

by on noviembre 26, 2021
¡Hola, hola, hola! Otra semana más por aquí y cada vez más cerca de las fiestas de mi pequeña ciudad y de la Navidad y de todo lo que lleva ...

¡Hola, hola, hola! ¿Listas para la Navidad? Yo no, para qué engañarnos. Sinceramente la Navidad no es la época que más me guste del año pero sí tiene cositas que me gustan como que son la excusa perfecta para quedar con gente a la que quieres y hace tiempo que no ves, las castañas, el puesto de churros de las fiestas de mi pequeña ciudad y los calendarios de adviento.


Un calendario de adviento, para quien no lo conozca previamente, se trata de un calendario con 24 casillas, en las que se guarda una sorpresa o un regalo, normalmente para los niños pero con los años también se ha ido convirtiendo en algo apto para adultos. Cada día se abre una ventanita del calendario y descubre un regalo sorpresa nuevo. Es una forma que tienen muchas familias para preparar a sus hijos para la Navidad, en mi casa siempre se había hecho con el típico calendario de adviento de chocolatitos con formas navideñas, pero con el paso de los años y siendo mi hermana y yo mayores descubrimos otro formato de calendario de adviento, los de maquillaje. Han estado muchos años volviéndome loca y no he parado de año tras año cotillear y descubrir todo tipo de calendarios de adviento (de muñecas, coches, joyas, temáticos...) pero este año cuando me propuse comprarme mi calendario de adviento de este año decidí que lo que de verdad quería es que fuera más sostenible y de comercio justo, es una tendencia de consumo que estoy intentando acoger poco a poco en mi vida y ya llevo un trozo andado con la compra-venta de ropa por Vinted, el reciclaje de mi ropa por H&M y la compra de alimentos en pequeños comercios de mi localidad; y para esta navidad he querido acogerlo un poco más y he decidido que todo lo que escriba en la carta de los Reyes Magos este año tiene que ser de comercio sostenible y justo, así que mi calendario de este año tiene la certificación de Climate Pledge Friendly.


Amazon sacó la iniciativa Climate Pledge Friendly en España y otros países de Europa. Este nuevo programa ayuda a los clientes a descubrir fácilmente y comprar productos sostenibles. Os dejo por aquí mi selección de calendarios de adviento sostenibles:

Para las teinadictas

Adoradoras del chocolate blanco / con leche / negro



Celiacos y veganos goloso

Especial para las más coquetas


Espero que os guste la selección, yo ya me he hecho con el mío para las adictas al té como yo, ya os contaré que tal la experiencia 😁


¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Ahora que el frío empieza sentirse, lo más lógico es que vayamos a por tejidos cómodos y cálidos, pero no queremos dejar de lado esta ferviente moda de los chalecos, así que, por suerte para nosotras, el chaleco de punto retro viene a ser el comodín clave de nuestros outfits diarios. El chaleco de punto se ha convertido en poco tiempo en la prenda de entretiempo favoritas de influencers e it girls. Tras esta verdad irrefutable, se esconden dos razones para ello. Por un lado tenemos el hecho de que el entretiempo es, al igual que esta penda, una época de transición e incertidumbre en los que a temperaturas se refiere, y por otro, el hecho de que pese a ser sin mangas, tiene muchas posibilidades. Si todavía no le ha hecho hueco en tu armario, prepárate. Porque, ha venido para quedarse.

En el outfit de hoy os traigo mi propuesta de como llevar un chaleco y que no parezca antiguo, sino muy actual.

 La moda de los chalecos está arrasando esta temporada, tanto que si no posees uno en tu armario, estarías completamente loca. Esta prenda se ha colado como una tercera pata en nuestros looks, combinados con una camisa o jersey debajo o solos, a modo de top, pero es imprescindible. De hecho, se ha fusionado con otras de las tendencias del otoño-invierno como son los acolchados, el efecto piel, la sastrería o el crochet. Todos los modelos son versátiles, elegante y aportan ese toque extra que marca la diferencia y transforma un estilismo soso en fashionista. Para darle mi toque personal he comprado esta prenda tan de otoño en un color nada otoñal, fucsia; y lo he combinado con una camiseta de cuello cisne de flores a juego con el chaleco.

Para terminar de darle un toque completamente casual e informal he optado por ponermelo con vaqueros y mis Vans blancas. El chaleco no es para nada una prenda habitual en mi armario, pero me ha gustado mucho esta combinación porque la siento muy mía a pesar de ser de color fucsia.


¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Chaleco fucsia para otoño

by on noviembre 19, 2021
Ahora que el frío empieza sentirse, lo más lógico es que vayamos a por tejidos cómodos y cálidos, pero no queremos dejar de lado esta fervie...

¡Hola, hola, hola! Ya es martes y volvemos a estar por aquí ¿Qué tal va este inicio de semana? Espero que bien. Yo sinceramente estoy deseando que esta semana se termine y eso que no acaba nada más que empezar... Además tengo que confesaros que dentro de poco son las fiestas de mi pueblo y estoy ya nada más que pensando que voy a hacer durante esos días y qué me voy a poner.


Hoy os traigo un look que de acuerdo con los expertos está completamente a la moda y es gracias a: el estampado de serpiente. Este está destacando entre el resto de opciones de animal print durante la temporada otoñal 2021 y se ha convertido en mi estampado favorito para usarlo como protagonista porque fusiona la sofisticación y la audacia en un solo print. 

El animal print como tal es un estampado tiene un doble efecto, es decir, puede surgir amor u odio, las que estáis un tiempo por aquí sabéis bien que yo lo amo en su totalidad. Tanto el leopardo, la cebra y ahora la serpiente son estampados que cuesta introducir en outfits, pero al final el resultado es el mejor. Esta temporada, justo cuando nuestros armarios estaban pidiendo nuevos cambios, el estampado de serpiente resurge con mucha fuerza y ya se encuentra entre las opciones más buscadas del 2021. En las Semanas de la Moda fueron algunas firmas las que apostaron por el estampado de serpiente o mejor dicho, snake print. Estoy segura de que ya habéis visto prendas de snake print como botas de caña alta, gabardinas e incluso trajes completos, a mí me encantan pero he de decir que para todo esto soy un poco más "clásica" y nada como un vestido completamente de animal print.

Los vestidos con estampado de serpiente son piezas infalibles durante esta temporada y este mío de Shein de manga farol y volantes lo es; lo pillé por Vinted así que es una compra responsable, me sienta de miedo y me ha salido a un precio increíble. No soy muy de volantes, pero hay que salir de la zona de confort de vez en cuando. Es escote en V me parece una delicia, sobre todo porque de vez en cuando se me asomaba la cabeza de una de las serpientes del pelo de mi tatuaje de Medusa y era genial dado la naturaleza del vestido.

Para acompañar el vestido he desempolvado mis botas de cowboy que llevaban guardadas desde la primavera pasada y me he puesto unos pendientes dorados de serpiente para seguir con la temática snake. Amor por el animal print rebosando hasta por las orejas. 🐍


Hasta aquí llega la entrada de hoy, el viernes nos vemos con más cositas, muchos besos de serpiente serpentenosa y...


¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Snake print al volante

by on noviembre 16, 2021
¡Hola, hola, hola! Ya es martes y volvemos a estar por aquí ¿Qué tal va este inicio de semana? Espero que bien. Yo sinceramente estoy desean...

No sé como no me había enterado yo de que esto existía antes: el Método Curly. Se trata de una rutina capilar pensada para mujeres con el pelo rizado u ondulado que promete un pelo de escándalo, y ya no es solo que lo prometa sino que hay muchos casos de gente a la que le ha funcionado y no paran de ponerlo en redes sociales... ¿por qué no puedo ser yo una de esas personas?


Uno de los grandes problemas del pelo rizado es que tiende a estar seco y a encresparse mucho. Esto es debido a usar productos para el pelo con sulfatos, unos agentes químicos limpiadores que retiran la suciedad del cabello y se lleva por delante los aceites naturales que se encargan de nutrirlo, por lo que se queda extremadamente seco.


Como otras muchas personas cuando noto mi cabello más áspero, recurro a las mascarillas y acondicionadores comunes, que llevan siliconas y no sabía siquiera que eso era malo para mis rizos, por decirlo de alguna manera lo que hace este ingrediente es similar a los correctores del maquillaje: camuflan el problema, pero no lo solucionan. 


Otro de los problemas de las siliconas es que son insolubles en agua, por lo que necesitan agentes muy potentes, como los sulfatos, para eliminarlas. Si tratamos de limpiarlas con un champú sin sulfatos, no las eliminará, sino que se irán acumulando y el cabello comenzará a verse opaco y sin brillo, con "escamas" o "caspa", sin ser este mi problema... He estado mucho tiempo usando champú anticaspa pensando que era ese mi problema pero nanai del peluquín, mi pelo lo que tiene es silicona como para promocionar un centro de estética, así que viendo los resultados de este método voy a probar con él y a ver si tengo suerte. Conforme se vaya pasando el tiempo iré subiendo por aquí de vez en cuando entradas contando lo que voy aprendiendo y si voy obteniendo o no resultados.


Empecemos hoy por centrarnos en que pasos conforman el Método Curly a mi pobre (aún) entender.


Pre-método curly hair o "El Sulfatazo"

Lo primero que hay que hacer antes de empezar a soñar con tener unos rizos de película es eliminar cualquier residuo de silicona del cabello con un champú con sulfatos y/o clarificante durante una semana o dos. Aquí esta prohibido usar siliconas. Yo he optado por comprarme este champú para mis últimos lavados:

Una vez tengamos el cabello libre de residuos es momento de sanear. Vemos cómo de estropeadas están nuestras puntas y, siento decirlo, no se van a recuperar. Lo mejor es cortar por lo sano para que se vea mucho más bonito y saludable. Recuerda, el pelo crece. Yo me he adelantado ya a este paso y me he cortado las puntas y un cacho más, para dejarlo más sano aún y la verdad es que se nota la diferencia.


Rutina de lavado

Ahora es el momento de elegir los productos adecuados, como champús acondicionadores sin sulfatos ni siliconas. Hay veinte mil millones de champús que nos venden como si no tuvieran sulfatos ni siliconas pero ojo aviador que llevan otras cosas peores para el cuero cabelludo... ¿Cómo descubrir cuales son los buenos de verdad para el método curly? Hay muchos foros sobre el tema y yo rebuscando por esos lares he encontrado este champú low poo que me he comprado y con el que voy a empezar:

El champú se tiene que utilizar solo en el cuero cabelludo, dando un ligero masaje con la yema de los dedos para una limpieza profunda pero no en las puntas. Cuando lo aclaremos con agua tibia o fría, el champú que se deslice en los medios y puntas lo irá limpiando.


Una de las claves del método curly es lavarlo de vez en cuando con un acondicionador, lo que se conoce como co-wash o co-washing, ya que es una de las maneras más hidratantes de lavar el cabello. Aunque se puede usar perfectamente para dar hidratación y suavidad después de utilizar el champú, que es como yo pienso usarlo en un principio, ya que no veo yo lavándome el pelo solo con acondicionador, pero oye, ¿quién sabe? Mientras tanto me he pillado este acondicionador del que hablan maravillas:

En este paso nos podemos ayudar con un cepillo de púas anchas para desenredar el cabello de una manera que no sufra ni se rompa. Yo me he comprado este para empezar, ya que me he dado cuenta que no tenía ni un solo cepillo para el pelo rizado en toda mi casa:

Las mascarillas se pueden usar semanalmente o cada 15 días, pero si queremos potenciar su efecto, que no pese y que no estire el rizo, lo mejor es usarlas antes del champú, en seco y entre 15 minutos y 2 horas.


Las mascarillas hidratantes compatibles con el método curly tienen ingredientes humectantes y emolientes como la glicerina, el aloe vera, la manteca de karité o aceites de coco, oliva, argán o jojoba entre muchos otros. Estos ingredientes ayudan a devolver la hidratación, la nutrición y la suavidad sin apelmazar el cabello. Yo me he hecho con esta:

Mascarillas aprobadas por el método curly son, por ejemplo, las de Garnier Fructis Hair Food. Es un producto 3 en 1 que sirve como acondicionador, mascarilla y leave-in (sin aclarado) low cost y se puede encontrar en casi cualquier parte. Toda la gama es perfecta, aunque sus mascarillas estrella son las de banana y papaya.


Rutina de peinado

Una vez salimos de la ducha, enrollamos nuestro cabello en una toalla (de microfibra a ser posible) o turbante para que vaya absorbiendo el exceso de agua y nos ocupamos de otras cosas, como nuestra rutina facial o darnos crema en el cuerpo. En el caso de tener prisa, podemos secar nuestro pelo a toques, pero nunca frotándolo la que rompe la fibra capilar y genera encrespamiento.


Una vez esté húmedo, procedemos al tratamiento leave-in o sin aclarado. Aquí hay muchos productos en el mercado, como las hair food de Garnier que hemos mencionado antes, pero un aceite nutritivo hace maravillas. Yo tengo un botecito de aceite de argán que pienso usar para este paso, y cuando se me termine le he echado el ojo ya a otro aceite de coco que suele comprar una amiga y del que me ha dicho maravillas.

Nos enfocamos en los medios a puntas calentándolo previamente frotando el producto en las manos y lo distribuimos con suavidad. Con un cepillo de púas anchas desenredamos de medios a puntas y ayudamos a que el producto se pueda esparcir mejor sin engrasar la raíz.


A continuación, toca utilizar un producto para definir los rizos, siempre con el pelo todavía húmedo. Se pueden encontrar multitud de texturas en el mercado, desde cremas de peinado o activadores de rizos hasta espumas o geles, la elección de unos u otros dependerá de nuestras preferencias y del grado de fijación que estemos buscando. Yo me he hecho con esta espuma, pero la verdad es que estoy buscando otras opciones por curiosidad mía.

Una vez todo aplicado, secaremos con un secador con difusor con la cabeza boca abajo haciendo pulsaciones en las puntas. Una vez secas, pasamos a masajear la raíz con el difusor y ya tendríamos unos rizos definidos, nutridos y sin encrespamiento.


Mantener y refrescar los rizos

Una cosa que me daría mucha pesadumbre es que al día siguiente de hacerme todo este ritual los rizos ya no quedaran tan bonitos. Así que para proteger su forma dormiré con todo el pelo recogido en un moño alto, he leído sobre gorros para dormir pero no me siento preparada aún para eso.


Así que si tu también tienes el pelo rizado pero no te acaba de gustar la forma o el aspecto de tus rizos y todavía no conocías el método curly te invito a que investigas sobre el tema y pruebes a ver si te da resultados. Yo voy a comenzar ya de ya y estoy deseando ver si mi pelo puede ser una de esas asombrosas historias de mejora entre el antes y el después.



PD: Si alguna de las aquí presentes puede ampliarme algo, sabe algo del tema o tiene algo que compartir conmigo estaré encantadísima de leerlo.

#1ªvez: Método Curly

by on noviembre 12, 2021
No sé como no me había enterado yo de que esto existía antes: el Método Curly . Se trata de una rutina capilar pensada para mujeres con el p...

¡Hola, hola, hola! ¿Qué tal va todo por aquí? Espero que bien así como poco. Yo ando bien liada y con muchas cosas en la mente, pero viendo como poco a poco van finalizando y obteniendo algún que otro resultado. Y por otro lado viendo como se viene ya encima la navidad y las miles de comidas, cenas, juntas en general con amigos, compañeros de trabajo, compañeros de hobbies... Y no queriendo pensar en los regalos aún pero ya teniéndolo presente. Que ruina de época. 😂


Hoy os traigo un outfit sencillo pero que en mi opinión tiene un rollazo de los que a mi me gustan juntando el incombustible animal print y una tendencia de la temporada.

Un abrigo es una prenda que no puede faltar en ningún armario, y menos donde hay temporadas de invierno en las que las temperaturas comienzan a disminuir significativamente en alguna época del año. Pero, también es cierto que no todos los abrigos son iguales y que si bien buscamos algo para proteger, también queremos hacernos con una prenda que nos haga lucir increíbles.


En esta ocasión me optado por hacerme con una prenda de mi tienda favorita Shein pero para abrigarme, cosa que no había hecho con anterioridad ya que no terminaba de confiar en si abrigaría de verdad o sería puro atrezo. He roto ese prejuicio con este abrigo oversize de borreguito que me brinda la calidez que necesito para protegerte del frío. el corte que llega más debajo de la cintura y que cuenta con cuatro botones decorativos y útiles que hacen buen contraste con los colores del abrigo. Pero lo que más me gusta es que me protege el frío y cuida mi bolsillo, ya que el precio de este abrigo es casi de risa. 

Lo he combinado con una rebeca de H&M y una camiseta básica de tirantes de Lefties para que en el oficina no muriera de calor por termostato que tenemos por aquí, no me ha dado ninguna lipotimia por el cambio de temperatura, pero si que llevo un resfriado guapo que esperemos que me acompañe poquito tiempo. 

Como prenda bottom he usado estos divinos pantalones acampanados de leopardo verde de Emery Rose que me vuelven loca de amor cuando los llevo por la combinación de factores que adoro que tienen: mi color favorito verde, mi estampado favorito leopardo y la campana que me pone nostálgica noventera. En los pies he optado por mis Vans blancas y para las orejitas mis preciosos pendientes capricho dorado.


Y bueno hasta aquí llega la entrada de hoy, el viernes nos vemos con más cositas, muchos besos de esquimal resfriado y...


¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

¡Hola, hola, hola preciosas de mi corazón! ¿Qué tal va todo por aquí? Espero que muy bien así como poco. Hay que ver como han caído en picado las temperaturas en cuestión de dos días, ¿eh? La verdad es que tengo ganas de ponerme alguna que otra chaquetica de pelete o teddy ya.

Hoy os traigo un outfit que me ha enamorado por completo y que no sé porque cojones no me había puesto antes porque queda espectacular. A-DO-RO el color lavanda y los conjuntos monocromáticos de este, no dejarán nunca de recordarme a Daphne de Scooby Doo; lo cierto es que yo soñé siempre en ser como Velma pero no termino de verme nunca de naranja al completo. Todas las piezas de este atuendo os son ya conocidas si lleváis por aquí algún tiempo.

El body de satén es de Shein y me sigue pareciendo tan fina y elegante como cuando os la presenté por primera vez en una de mis primeras entradas. Una blusa/camisa/body de satén es, en esencia, glamourosa, sofisticada y chic. Su textura brillante y su acabado sedoso le confieren ese aire elegante que la convierte en la perfecta aliada de prendas sencillas como los vaqueros (como os mostré en la entrada que os he comentado antes), pero también en la protagonista de un look cuidado para una ocasión especial. Además, los looks de oficina encuentran en el satén un recurso estilístico infalible para renovar un outfit clásico de falda y blusa o traje. Es sencillo, efectivo y elegante. A todas estas virtudes se suma además que estamos hablando de una de las prendas favoritas de esta temporada que vamos a ver por todas partes.

La falda de Shein también es una vieja conocida de este blog, ya os la enseñé en una entrada junto al top con el que venía, top el cual a día de hoy tengo a la venta en Vinted por si a alguien le interesa 😉. Si se trata de lucir sobria y elegante, pocas prendas lo consiguen mejor que una maxi falda. Siento una afinidad natural por ellas, y eso hace que consiga looks especiales con los que hace unos años ni me atrevería a poder soñar lucir un día normal. Esta falda en especial reúne tres detalles especiales sobre una base minimalista: el color, el tejido y el largo.

Para completar el look me he calzado mis Vans blancas para darle el toque juvenil, cómodo y casual que me gusta darle a todo lo que me pongo y unos preciosos aros con perlas que combinan genial con el rollo dulce y de capricho que tiene el outfit. Pero el componente que verdaderamente ha conseguido que este look para mí roce la perfección han sido las uñas, ya que me van completamente a juego con el look.  

¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Caprichito de lavanda

by on noviembre 05, 2021
¡Hola, hola, hola preciosas de mi corazón! ¿Qué tal va todo por aquí? Espero que muy bien así como poco. Hay que ver como han caído en picad...

¡Hola, hola, hola bonitas! ¿Qué tal os ha ido el puente? Si es que lo habéis tenido, claro. En mi caso ha ido de miedo, pero no de miedo en sentido de genial, ni en sentido de que he disfrutado muchísimo de Halloween; he tenido la maravillosa "suerte" de haber pasado todo el puente con virus estomacal con mi pareja en una casa con un único cuarto de baño, eso si que es miedo basado en hechos reales y no las películas de Expediente Warren 😂 De las cuales me he hecho una preciosa maratón aprovechando el tiempo en casa obligatorio que he tenido por cierto.


Hoy aprovechando el inquietante buen tiempo que está haciendo teniendo en cuenta que estamos a 2 de noviembre os traigo un look fresquito y no una receta como parece por el título de la entrada.

Llevo un vestido mostaza amarilla de Shein, es liso, de tipo camiseta y tiene una coqueta partición en el bajo en los laterales, es suelto y fresco pero ojo, no transparenta nada de nada, lo compré a finales de verano aprovechando los precios bajos pensando en que no me lo podría poner hasta por lo menos la primavera que viene, pero error, ayer y hoy está haciendo un calor nada propio de otoño. 

Lo he combinado con una preciosa camisa de la colección de Peanuts para Lefties. Muchos de vosotros los conoceréis más como Snoopy, Charlie Brown, Carlitos o Rabanitos. Es una serie de historietas humorísticas creado en 1950 por Charles Schulz. La camisa he de confesar que no es mía, es de mi hermana pero bueno está bien que de vez en cuando sea la hermana mayor la que le coja prestado algo a la hermana menor 😇 Está anudada con un cinturón marrón trenzado de Shein que ya os mostré en una entrada anterior.

Para los pies he escogido mis Vans blancas, llevo poniéndomelas todo el otoño pero por algún motivo todavía no me habían coincidido con ningún look bloggero. Vienen para ocupar el sitio que ocupan mis zapatillas calcetín estilo Balenciaga pero para el frio. Estoy pensado en comprarme unos botines blancos, pero no sé si van a ser ya demasiados zapatos blancos para alguien que le gustan los zapatos negros, no sé si me explico. Y en uno de mis millones de intentos de coger la costumbre de llevar pendientes me he puesto unos aritos dorados muy cómodos que me auto-regalé de mí para mí por lo maravillosa que soy y todo lo que me quiero. Confieso que ya he estado apunto de perderlos un par de veces, pero vamos todo muy en mi línea.


Aprovecho estas últimas líneas de la entrada de hoy para deciros que estoy viendo que compaginar mi vida ahora mismo y publicar entradas puntualmente y de cierta calidad el lunes y el jueves me está resultando una misión imposible, así que voy a probar a moverlas a los martes y viernes, de momento es provisional, un experimento con el blog y si sale bien se quedaría así, pero si veo que no puedo o que los lunes y jueves me venían mejor volver a cambiarlo. No me gusta hacer estas cosas, pero lo prefiero a no publicar. Disculpen las molestias, disfruten del vuelo y como digo siempre...


¡A quererse y cuidarse mucho! 💚

Peanuts a la mostaza

by on noviembre 02, 2021
¡Hola, hola, hola bonitas! ¿Qué tal os ha ido el puente? Si es que lo habéis tenido, claro. En mi caso ha ido de miedo, pero no de miedo en ...